Julian Assange sí está en peligro

11 / 07/ 2012 – Por: Juan Gabriel Gómez Albarello

Así lo afirma un antiguo funcionario de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Según Thomas Andrews Drake, en Estados Unidos hay gente en niveles muy altos que ha pedido una orden de ejecución contra Assange, el fundador de WikiLeaks. En una entrevista el 9 de julio con RT.com, Drake dijo que no tiene duda alguna de que si Estados Unidos le pone las manos encima, lo va a encarcelar por mucho tiempo o hacerle algo peor.

¿Por qué actuaría así la primer potencia mundial? Drake da una explicación muy clara: “Decirle la verdad al poder es muy peligroso. A las élites del poder no les gusta que les saquen la ropa sucia. No quieren que se vean los esqueletos guardados en el closet. No solamente objetan eso. También lo convierten en una actividad criminal.”

Drake sabe muy bien de que habla. Antes de que cayera la Cortina de Hierro, siendo miembro de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, trabajó como especialista en procesamiento de voz y en misiones de inteligencia electrónica. Eso le sirvió para conocer de primera mano cómo era que vivían los ciudadanos en Alemania Oriental bajo la vigilancia permanente de la Stasi, la policía secreta con el récord de ser una de las más efectivas y más represivas del mundo.

Posteriormente, Drake trabajó en inteligencia para la Marina y luego para la CIA, antes de vincularse con la Agencia Nacional de Seguridad. En el 2008 renunció a su cargo luego de denunciar la existencia de un programa que le permitiría al gobierno monitorear las conversaciones de celular y el intercambio de correos electrónicos entre los ciudadanos. Drake siguió todos los pasos prescritos para poner en conocimiento de sus superiores la realización de las acciones ilegales relacionadas con ese programa, pero fue él quien resultó en problemas. Por el contrario, nada le ha ocurrido quienes promovían espiar en gran escala a todos los ciudadanos.

A Drake el FBI le allanó su casa y luego en el 2010 el gobierno lo acusó de espionaje. Este año, sin embargo, el gobierno retiró los cargos. Aunque se ganó un regaño del juez, nada parece que haya cambiado en el gobierno de Obama en relación con las filtraciones acerca de actos ilegales perpetrados por sus funcionarios.

El gobierno de Obama detesta las filtraciones, excepto las que él mismo realiza. Para mostrarse como un ‘duro’ en las elecciones a la presidencia, Obama ha permitido la filtración de documentos que muestran que él administra la pena de muerte contra los enemigos de Estados Unidos mediante el uso de vehículos a control remoto (drones).

En un extraordinario ensayo publicado esta semana en la revista Esquire, Tom Junod ha llamado a este fenómeno “la Presidencia Letal de Barack Obama”. Junod ha puesto en cuestión la legitimidad de este autoatribuido poder presidencial y se ha preguntado qué pasaría si una persona distinta de Obama usara ese poder.

Si usted estuviera en los zapatos de Assange, luego de filtrarle miles de documentos al gobierno de Obama, ¿no se preocuparía? Assange, a quien le inventaron un proceso por agresión sexual en Suecia, dijo que se entregaría a las autoridades suecas si le prometían que no lo extraditarían a Estados Unidos. Los suecos, por la vía de una funcionaria del Ministerio de Justicia, han dicho que no pueden ofrecer tal garantía. Conociendo el récord de los suecos en materia de política exterior, sabemos que allá está la puerta abierta para que extraditen a Assange.

Saque usted conclusiones. Assange sí está en peligro y necesita asilo.

http://blogs.elespectador.com/cosmopolita/2012/07/11/julian-assange-si-esta-en-peligro/

Be Sociable, Share!