Hablando con Wikileaks

Publicado el 5 noviembre, 2011 por iroelsanchez
Iroel Sánchez

En el Primer Encuentro Mundial de Blogueros, efectuado la semana pasada en Foz de Iguazú, Brasil, sostuvimos este intercambio con el periodista islandés Kristinn Hrafnsson, portavoz de la organización de filtraciones Wikileaks y cercano colaborador de Julian Assange.

Kristinn Hraffsson Foto: Manuel Henríquez Lagarde

Iroel Sánchez: Apenas veinticuatro horas después de que Wikileaks denunciara el bloqueo de entidades financieras como Visa, MasterCard y PayPal, la Asamblea General de la ONU  condenó de manera casi unánime por vigésima vez consecutiva el bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba, ¿qué opinión le merece esa coincidencia?

Kristinn Hrafnsson: Siempre pensé que es totalmente absurdo el bloqueo económico contra Cuba, todavía en pie después de tantos años. Es una situación totalmente absurda. Y el hecho de que todavía lo veamos durante la administración de Obama, muestra todas las promesas vacías de Obama; sé que es una decepción para muchas personas. Él prometió cambiar las cosas, cerrar Guantánamo, acabar con las guerras y nada ha sucedido. Y piensa en el simple hecho de que Obama está apoyado por los criminales de Wall Street, es un hecho conocido. Él no va a atacar a los banqueros del mundo, o como yo los llamo, bankters. En nada me sorprende.

IS: Los cinco medios tradicionales que iniciaron la publicación de los cables del Departamento de Estado ganaron dinero y legitimidad gracias a los cables filtrados por Wikileaks y poco a poco asumieron una posición muy hostil hacia su organización, ¿qué usted piensa acerca de esa evolución?

KH: Como el gran filósofo dijo: “les conozco las entrañas”. Yo he sido periodista por 20 años, así que conozco las organizaciones mediáticas, no se puede confiar mucho en ellas y no puedes esperar su gratitud, es difícil trabajar con ellos. Entonces cuando se trata de su falta de gratitud o incluso contraataques… que así sea, ellos simplemente se exponen a sí mismos. Parte de lo que hemos hecho en este gran proyecto del último año y medio es exponer la vulnerabilidad y lo malo que hay en los medios de comunicación. Eso es bueno también, porque estamos exponiendo al público que estos tipos no son de confianza, incluso  The New York Times o The Guardian.

Sé que la situación en esta región, en América Latina, es muy difícil, recibimos críticas por con quién estamos trabajando en esta región y posiblemente parte de esas críticas tienen razón de alguna manera. Eso solo amplifica la importancia de mantener lo que Wikileaks abrió.

Cuando uno va a países dominados por medios con intereses industriales, ellos no van a ser las voces de las personas, por ejemplo, Mercurio no es la voz del pueblo de Chile, no sé mucho de Brasil para hablar de detalles, acerca de Globo, etc. Puedo contarte una pequeña y hermosa historia: yo estuve en Chile a finales de agosto y me invitaron a hablar ante la asociación de los editores de medios en Latinoamérica, y por supuesto,  ellos son hostiles contra cualquier movimiento o mejora social  y el periódico que era el afitrión del evento fue el mismo que publicó en portada la victoria de Pinochet después del golpe, entonces ellos no son los más agradables que conocerás en el negocio del periodismo. Pero allí, los editores de noticias de los mayores periódicos de América Latina estaban sentados en la mesa en un seminario y me invitaron para hablar y responder la pregunta: cómo podemos llegar a las jóvenes generaciones, cómo podemos llevar nuestro contenido a las personas.

Al mismo tiempo, en esos dos días del seminario, los jóvenes estaban luchando contra la policía en el centro de Santiago y estaban siendo golpeados. Entonces, solo estuve dos horas y fui al centro de la ciudad a ver qué sucedía con los estudiantes y los trabajadores levantándose en contra el gobierno de Piñera y la policía. Eso muestra la ridícula manera en que los medios querían conectarse con las personas, pero las personas no estaban ahí, estaban en el centro de la ciudad, luchando contra la policía que los medios apoyan. La portada del día después del Mercurio, cuando 40 personas fueron arrestadas, muchos de ellos golpeados y un estudiante asesinado por un disparo de la policía, el día después de todo esto el titular principal en El Mercurio era “492 policías lesionados”.  Yo sé que es una situación difícil y es algo de lo que nos hemos dado cuenta, y cómo podemos trabajar con la comunidad en el futuro y apoyar buenas prácticas de periodismo, lo cual es el principal objetivo de nuestra lucha. Ellos (los movimientos sociales) también luchan por los mismos principios que nosotros: la justicia, transparencia, luchar contra la corrupción.

IS: ¿Cuál es el estado actual del proceso contra Julian Assange?

KH: Sólo sabemos que el alto tribunal va a dar un veredicto, no tenemos idea de cuál puede ser. Posiblemente sea extraditado a Suecia dentro de pocos días o más, probablemente creo que tendrá una oportunidad de apelar a la corte suprema  si no gana. Esto probablemente no acabe…

IS: Una de los acusadoras de Julian Assange trabajó en la embajada de Suecia en  Argentina y estuvo vinculada, incluso visitó Cuba, con las personas que EE.UU. utiliza para derrocar al gobierno cubano, ¿tiene algún comentario sobre eso?

KH: Me pides que comente sobre los elementos del caso en Suecia y como es un caso en corte no haré ningún comentario sobre esas alegaciones, pero estoy al tanto de lo que has mencionado, aunque en esencia esto es algo que no puedo comentar….

Pero en general creo que hay suficiente evidencia publicada en Internet sobre este caso y fue presentado en la corte abierta en Londres para que las personas piensen por sí mismas.

IS: Llama la atención que una de las personas que ha desertado de Wikileaks, Daniel Domscheim-Berg, estuvo en Davos, buscando financiamiento. Pero mientras Wikileaks es sometida a un bloqueo económico, esta persona recibe apoyo de quienes no son precisamente los pobres de este mundo..

K.H: Bueno, mi madre me dijo una vez que si no podía decir nada agradable acerca de una persona, era mejor que no dijera nada.

IS:¿Cuál es su visión de la relación entre las luchas sociales en América Latina y el papel de los medios de comunicación?

KH: Me preguntas esto como si fuera un experto de los medios en América Latina y no lo soy. Pero, he estado viajando un poco por la región. … mi impresión sobre el ambiente de los medios es que es muy difícil, estamos viendo medios que de muchas formas están totalmente de acuerdo con el poder, con el poder económico o el poder político, que en muchos países por supuesto es el mismo poder, sin embargo hay excepciones de esto, de buenos medios, que trabajamos con ellos, progresistas, críticos. Pero más importante, aún en medios que no son progresistas o de nuestro gusto político, hemos encontrado individuos que son fuertes y han estado dispuestos a luchar en los medios.

De todas formas, quizas hay una nueva solución en la región, espero que la nueva solucion no sea necesariamente copia de lo que hemos llamado periodismo de acercamiento  que parece ser la “creme du la creme” en el mundo occidental, y digo que por trabajar con lo que se considera lo mejor del periodismo occidental como The Guardian, The New York Times o El País, no ha sido suficientemente bueno para entender la verdadera función del periodismo que es exponer la corrupción y luchar por la justicia.

*Traducción y transcripción: David Vázquez y Rubén Sánchez

http://lapupilainsomne.wordpress.com/2011/11/05/hablando-con-wikileaks

Be Sociable, Share!