Defensa de Assange espera solución diplomática Ecuador-Reino Unido

Quito, 24 sep (PL) El abogado Baltazar Garzón, jefe del equipo de la defensa de Julian Assange, espera que Ecuador y Reino Unido puedan alcanzar una solución diplomática al caso del fundador de WikiLeaks en la reunión del jueves en Nueva York.

Imagen activaEn una entrevista con un canal televisivo ecuatoriano, Garzón precisó que se estudian otras alternativas, de no lograrse un entendimiento el próximo día 27 entre el canciller Ricardo Patiño y su par británico, Willian Hague.

Ecuador solicita a las autoridades de Reino Unido un salvoconducto para que Assange pueda abandonar Londres y viajar a Quito en calidad de asilado del gobierno de esta nación suramericana.

Sin embargo, ese país se niega al señalar que está en el deber de extraditarlo a Suecia para que responda a una indagatoria por presuntos delitos sexuales cometidos en ese país.

Ante este entuerto, Ecuador propone que el periodista australiano pueda rendir testimonio en su legación diplomática en Londres o en Estocolmo, pero según reportes periodísticos las autoridades londinenses no aceptan esa salida.

Garzón informó que en coincidencia con la Asamblea General de la ONU se realizarán actos en los cuales se pondrá de manifiesto la inconsistencia de las acusaciones y las agresiones a los derechos de defensa que Assange está recibiendo del sistema norteamericano.

Explicó que la defensa ha pensado en diferentes alternativas y que se está trabajando en escenarios no solo diplomáticos, sino también jurídicos y judiciales, para encontrar una solución al caso.

“Creo que con la voluntad que está demostrando el Gobierno ecuatoriano y la aplicación estricta de las normas internacionales podemos encontrar una solución fácil y rápida”, aseveró.

Agregó que el único obstáculo es la voluntad política de los actores, en este caso de Gran Bretaña y de Suecia.

Respecto a las evidencias en Suecia en contra de Assange, denunció que la defensa tiene limitaciones para acceder a ellas, por lo que es imposible conocer cuál es el alcance de cada una.

Manifestó que en cuanto a las acusaciones en Suecia, se ha dicho que se trataron de relaciones consentidas desde el principio hasta final y que las acusaciones extrañas en algún momento por el tiempo y la forma en que se han desarrollado, no tienen ninguna consistencia.

Para el abogado, el problema radica en que el australiano es titular de un derecho humano fundamental como es el asilo y por tanto no se puede jugar con que renuncie al mismo para ir a Suecia.

Reiteró que se buscan las garantías de que no se producirá la extradición a Estados Unidos, donde se presume que podría ser juzgado tras la difusión de los cables comprometedores para Washington.

mh/yp

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=553081

Be Sociable, Share!